Vidrio espía

El vidrio espía es ese que has visto en las películas, cuando la policía se mete a interrogar al acusado, y el comisario y el detective miran detrás del cristal. Te suena, ¿verdad? Pues también nuestros cristaleros en Madrid también hacen ese tipo de vidrio.

El truco está en mantener dos iluminaciones diferentes entre las salas. Mientras una sala esté más iluminada que la otra, se verá desde el lugar oscuro al lugar más claro, pero no al revés. Este efecto se consigue mediante un revestido metálico que se aplica al vidrio.

La aplicación de este tipo de vidrios a nivel doméstico está clara: cuando queremos privacidad en una habitación, y no queremos que se nos vea desde fuera. Lo único que tenemos que tener en cuenta es que la protección del vidrio espía depende de las condiciones de luz, con lo que podríamos llevarnos alguna sorpresa.

Su utilización se extiende también a supermercados, bancos, o cualquier sitio que requiera vigilancia directa. Este tipo de vidrio tiene que ser laminado sí o sí. Esto permite que el vidrio espía también sea de seguridad.

Ponte en contacto con nosotros si necesitas un vidrio espía, o quieres saber algo más sobre este vidrio tan especial.