Vidrio Bajo Emisivo

El vidrio bajo emisivo es un tipo de vidrio, relativamente nuevo, que está especialmente diseñado para mejorar el aislamiento térmico, y ayudar con la eficiencia energética de las ventanas. De esta forma se reduce la pérdida de calor del interior de los edificios.

Esto lo consiguen porque reflejan hacia el interior parte de la energía que emiten los radiadores. Al mismo tiempo permiten la entrada de luz natural. En resumen, es como un ponerle una rebequita a la ventana 😉

Este tipo de vidrios son ideales en climas fríos, donde el calor en verano no ahoga. Sin embargo, en España, tenemos un verano muy caluroso en la mayoría de nuestro territorio, por lo que a menudo se hace necesario combinar un vidrio bajo emisivo con uno de control solar.

¿Cómo se fabrica un vidrio bajo emisivo?

Los vidrios bajo emisivos se desarrollan mediante el añadido de una lámina metálica con plata y diferentes óxidos metálicos, que son los que reflejan el calor hacia el interior y permiten un mejor aislamiento térmico.

¿En qué vidrios se puede aplicar el tratamiento bajo emisivo?

El tratamiento para convertir un vidrio bajo emisivo se puede aplicar a cualquier tipo de cristal, ya sea con cámara, laminado o templado. En cualquier caso, la lógica dicta que los vidrios bajo emisivos se utilicen mayormente en ventanas, y fachada.

Nuestro equipo de cristaleros en Madrid ofrece múltiples opciones de vidrios bajo emisivos, para responder a cualquier posible cuestión que surja durante el proyecto. Sólo tienes que contactar con nosotros.