Vidrio al ácido

El vidrio grabado al ácido se refiere al vidrio recocido que ha sido tratado con ácido fluorhídrico para dar a su superficie un aspecto esmerilado. Se pueden grabar al ácido láminas enteras de vidrio o se pueden tratar pequeñas secciones para añadir diseños específicos.

El grabado al ácido se ve como una gran alternativa al arenado porque la superficie terminada es más suave al tacto y más fácil de mantener. El vidrio también puede soportar mejor la tensión y permanecer libre de manchas por más tiempo. Debido a su durabilidad, el vidrio grabado al ácido puede ser cortado en cualquier forma o tamaño y luego templado.

Este tipo de vidrio puede variar en su opacidad. El nivel de transparencia depende del uso que se le dé al producto final.

El vidrio grabado al ácido también puede ser pintado de nuevo, lo que transmite una dimensión adicional. Con un diseño grabado al ácido y un color de fondo, el aspecto final del vidrio tendrá una sensación contemporánea y clásica.

Normalmente los artículos grabados al ácido sólo tienen una cara, pero la técnica puede hacerse en ambas caras dependiendo del grosor del vidrio. Si está interesado en usar vidrio grabado al ácido de doble cara para paredes de hoteles o divisiones de oficinas, por ejemplo, consúltanos de manera gratuita sin ningún compromiso.

Vidrio al ácido de acabado profesional

Los productos de vidrio grabado al ácido ofrecen a los arquitectos y diseñadores de interiores una oportunidad única de realizar sus objetivos de diseño. Debido a que no es un recubrimiento, el vidrio grabado al ácido mantiene su aspecto y acabado a lo largo del tiempo, creando una apariencia satinada translúcida que oscurece la vista mientras mantiene un alto nivel de transmisión de la luz. Nuestros productos de superficie completa vienen en cuatro opacidades diferentes y pueden ser usados en aplicaciones interiores y exteriores.

Vidrio al ácido para decoración

El vidrio al ácido difumina la luz cuando ésta pasa a través de él, lo que le otorga esa característica visión dfuminada. El mateado se puede realizar sobre casi cualquier tipo de vidrio plano. Al ser un tratamiento, no afecta a las características físicas del propio vidrio, con lo cual permite que mantenga las mismas características en los vidrios templados y laminados.

El mateado al ácido mantiene su ventaja principal en el hecho de que, si se ejecuta bien, mantiene un acabado absolutamente liso y perfecto, distinguiéndose de otros mateados. Además, es posible reproducir cualquier tipo de figura o dibujo sobre el vidrio, siempre que éste se mantenga en dos tonos.