Aluminio y PVC

¿Blanco o negro?, ¿playa o montaña?, ¿tinto o blanco?, ¿dulce o salado?, ¿Madrid o Barça?, ¿Aluminio o PVC?

Si eres de los que se resisten a salir de la cama en invierno cuando la calefacción está apagada y la casa está fría, puede ser porque tus ventanas no aíslan como deben. Las ventanas que hacen esto bien, mantendrían una temperatura cálida incluso si apagastes la calefacción hace horas.

Así que aquí viene la pregunta eterna: ¿PVC o aluminio? La batalla está servida, pero no te preocupes, estos dos son los mejores tipos de ventanas y, por lo tanto, debe haber alguna controversia entre ellas. Desde nuestra cristalería en Madrid vamos a ayudarte.

Cuando remodelamos nuestra casa, el reemplazo de ventanas y cerramientos es sin duda una de las partes que más peso tienen en el presupuesto y, a decir verdad, también es una de las que hace dudar a todos nuestros clientes. La decisión es muy importante, ya que de ella dependerá el confort térmico y acústico de nuestra casa.

La remodelación energética puede ahorrar hasta un 80% de tu factura. Esto se consigue, básicamente, instalando aislamiento térmico (en fachadas, cubiertas y suelos) y cambiando las ventanas por otras más eficientes con doble acristalamiento y rotura de puente térmico, lo que puede aumentar la energética de todo el edificio hasta un 50%. No sólo el material (aluminio o PVC) es importante aquí, sino también el tipo de vidrio utilizado, así que veremos esto con más detalle.

Entonces, ¿qué deberíamos tener en cuenta al elegir un material por encima de otro?

¿Qué es mejor, ventanas de aluminio o PVC?

El aluminio es el preferido por aquellos con una gran experiencia en el sector. El PVC es de alguna manera un material nuevo. Pero, ¿cuál es el mejor? En primer lugar, deberíamos decir que ambos tienen ventajas e inconvenientes.

Carpintería de aluminio: ventajas y problemas

La carpintería de aluminio garantiza la durabilidad y la alta resistencia. Crea ventanas que pueden mantenerse inalterables a la luz del sol y la lluvia. El aluminio es un material resistente a las inclemencias del tiempo, la humedad y el desgaste del color (es antioxidante). No necesita ningún tipo de mantenimiento. Además, nos permite crear perfiles delgados, así que estéticamente, podríamos decir que es un material más bonito. La reparación del aluminio es también mucho más fácil, y por lo tanto más barata, ya que su ejecución es mecánica y no tiene un empapelado continuo como en el caso del PVC.

Sin embargo, algunos inconvenientes son que es un metal y no podemos olvidar que este tipo de material es conductor térmico, por lo que tienden a perder calor, a diferencia del PVC. Esto puede ser resuelto de todos modos con la rotura de puente térmico en el marco y en el vidrio, pero esto implica un mayor coste. Tiene un mayor índice de dilatación, lo que también aumenta la pérdida de estanqueidad. Es más caro que el PVC y no tan aislante térmicamente.

Ventanas de PVC: ventajas e inconvenientes

El Policloruro de Vinilo o PVC está hecho de un 57% de sal común y un 43% de gasolina (carbono, hidrógeno, cloro). Pertenece al grupo de materiales orgánicos con una mejor calificación técnica en cuanto a la prevención de incendios. Es plástico y por lo tanto un material aislante, por lo que ofrece un mayor aislamiento térmico y acústico, y es más barato que el aluminio.

Sin embargo, el PVC tiene algunos problemas, dependiendo de su calidad, ya que su color de acabado (lacado) puede cambiar después de algún tiempo y se puede apreciar alguna expansión típica de este material con los cambios de temperatura. Así que esto puede conducir a más averías en el cierre, por lo que el calor se introducirá desde el exterior. Los marcos de PVC son un poco más densos y por lo tanto, el acabado es más áspero.

Bueno, ya tienes toda la información, es la hora de escoger:

¿Aún te quedan dudas? Ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos a escoger en función de las características concretas de tu proyecto, realizando cristales a medida si hacen falta.